Datos personales

miércoles, 28 de octubre de 2015

Suso Sáiz y Pablo Guerrero - "Un hombre oscuro"



Como la semana pasada, hoy también viajaremos con 'Un hombre oscuro' (live solo performances 1990/1994), como ya os dije, un disco de Suso Sáiz mezclado y publicado en 1995.
En esta ocasión escucharemos la voz  y la poesía de Pablo Guerrero, enorme, recitando sobre los ambientes musicales del propio Sáiz...



Qué podría querer un hombre oscuro
sino un abrazo que nunca se agotase,
delfines en el agua, un bosque de abedules
y una colina para ver las auroras boreales.

Qué podría querer un hombre oscuro.

Qué podría querer un hombre oscuro
sino un barco sin rumbo en océanos tibios,
los planos de la isla del tesoro y la casa
que da a la playa de los días perdidos.

Qué podría querer un hombre oscuro.

Qué podría querer un hombre oscuro
sino un mundo diminuto, tres verdades,
unas migas de pan para los pájaros,
y un vino que refleje sueños y ciudades.

Qué podría querer un hombre oscuro.

viernes, 23 de octubre de 2015

Iconografía musical en sillerías corales del Alto Aragón (Bolea, S.XVI)

Durante la primavera visité Bolea en varias ocasiones, población altoaragonesa situada no muy lejos de la ciudad de Huesca y próxima a Loarre (y su castillo medieval).
Sin adentrarnos en otros datos históricos, debo decir que en la Colegiata de Bolea pueden apreciarse distintas obras artísticas de siglos diversos, aunque hoy, nuestra mirada, vaya a centrarse en dos de los medallones de su antigua sillería coral.

foto: Pedro Mari Martín

Para conocer algo más sobre las tallas encontradas en los apoyamanos de la sillería, recurro al libro que escribiera Isabel Romanos Colera con título "Sillerías corales del Alto Aragón en el siglo XVI". Fruto de un extenso trabajo que vió la luz en 2004, editado por el IEA dentro de su "Colección de Estudios Altoaragoneses, 50" y con la colaboración de Caja de Ahorros de la Inmaculada.
Siguiendo el libro, debajo de cada foto/elemento leeremos el texto escrito por Isabel Romanos en el apartado "Espectáculos: Juglares y Músicos".

foto: Pedro Mari Martín

"...podemos ver una figura masculina de cuerpo entero, de frente, con las piernas flexionadas y el cuerpo inclinado hacia delante, en una postura que resulta bastante forzada. Representa a un músico que toca una larga flauta. Viste calzas y jubón, que cubre con una chaqueta corta de amplias mangas, denominada ropa, y va tocado con una gorra de vuelta entera. La imagen tallada en este medallón se ha identificado con el apotegma alquímico solve et coagula, que significa la repetición del proceso de purificar la materia, y que iconográficamente se representa mediante un hombre doblado varias veces. Al ser un músico, indica que el proceso de purificación ha de realizarse con armonía".

foto: Pedro Mari Martín

"...se ha tallado una figura de cuerpo entero, ligeramente vuelta hacia la izquierda. Representa a otro músico repicando el tambor y con la cabeza cubierta por una larga toca. En esta ocasión se aprecia claramente que la intencionalidad de la imagen es de carácter negativo, ya que la figura está metamorfoseada, dejando ver una larga cola de dragón que asoma bajo el vestido, ampliamente abierto en su parte delantera".

Estas cosas siempre motivan... pero si alguien piensa acercarse al templo con la intención de hacer música sin el respaldo de alguna institución, posiblemente se encontrará ante la contundente negativa de la encargada de enseñar el lugar. Lo curioso es que desde hace años se programan allí todo tipo de conciertos de música antigua, pero eso... es otra historia.

lunes, 19 de octubre de 2015

Suso Sáiz y Javier Corcobado - "Vestido transparente"


Colaboración especial de Javier Corcobado en 'Un hombre oscuro' (live solo performances 1990/1994), disco de Suso Sáiz mezclado y publicado en 1995, que recoge grabaciones de conciertos en solitario en lugares como Barcelona, Caracas, Berlín, Madrid, México DF, Donostia o Viena...



En la estación de ferrocarril todas las rubias lloran
la despedida de sus novios, soldados débiles del infierno.
Llueve allí lo que solo las perlas saben,
y entre rezo y rezo de madre angustiada,
la melodía del tren escupe sin decir hola ni adiós.
Las rubias reirán mañana en el abrazo de algún camionero borracho.
Los soldados del infierno serán engañados,
y por su frente caerá sudor de sangre,
mientras en las malas calles los padres abusan de sus hijas
y los asesinos violan a mujeres con batidoras y navajas.
Hoy el sol es como una gota de miel coagulada
que sonroja las mejillas de los violinistas,
mientras las esferas espejadas de las salas de fiesta
reflejan agujas infectadas y las lentejuelas de los transexuales.
Besos secos en la adolescencia y uñas rotas pintadas de rojo.
Son las caricias del recuerdo como mil oboes
vomitando cristales el ruido de la estación.
He dejado la estación, he dejado la autopista
y voy conduciendo por carreteras estrechas
carcomidas por la ansiedad de un millón de viajes
como velas arrancadas del corazón del amor,
que solo esperan un accidente en la víspera de la Navidad.
Llevo en mi bolsillo tus labios fríos
y San Cristóbal sonríe pensando en tu vestido transparente
de oscura noche en mis pensamientos.

Javier Corcobado (letra y voz)
Suso Sáiz (música y ambientes)

miércoles, 14 de octubre de 2015

viernes, 9 de octubre de 2015

Carles Santos y Cabo San Roque "Maquinofòbiapianolera"

Durante la Semana Santa de 2010, Carles Santos y Cabo San Roque coinciden en la ‘procesión del Silencio’, en Murcia, siendo allí, en medio del silencio, donde comenzará la aventura de ‘Maquinofòbiapianolera’.


Concierto para piano y orquesta mecánica compuesto e interpretado por Carles Santos y Cabo San Roque. El entramado musical propio de un concierto para piano y orquesta se desarrolla aquí a través del juego de flirteo y confrontación entre el hombre y la máquina...


Las propuestas del colectivo Cabo San Roque están marcadas por la originalidad y la inventiva, destinadas a sorprender a una audiencia que espera el nuevo aparato salido de su laboratorio. 


Si a ellos se les une un creador total como Carles Santos (compositor, pianista, escultor, performer, pintor) lo que se produce es una colisión, un choque entre el enxendro mecánico como ente superior y la ausencia total de respeto que Santos despliega sobre su piano. 


En este espectáculo no paran de suceder cosas sobre el escenario. En 'Maquinofóbiapianolera' la máquina procede de una fábrica de galletas, con pistones y controlador MIDI, lista para ponerse al servicio de Carles Santos como director musical de la propuesta. 


Trata de una mastodóntica orquesta mecánica en la que caben válvulas, acordeón, xilófono, clarinetes, bombillas, sirenas, etc... frente a la máquina, Carles Santos y su piano.

Carles Santos y Cabo San Roque
'Maquinofóbiapianolera' en concierto (resumen) 




Libro + Cd a la venta (información)

martes, 6 de octubre de 2015

Binta y la gran idea


Binta tiene siete años, vive en una preciosa aldea junto al río Casamance, en el sur de Senegal, y va al colegio.
Su prima Soda, sin embargo, no tiene la misma suerte, a ella no se le permite aprender las cosas que ignora de este mundo.
Binta admira a su padre, un humilde pescador que, preocupado por el "progreso", está empeñado en llevar a cabo algo que se le ha ocurrido.


"Binta y la gran idea”, desde la mirada inocente y optimista de la pequeña, muestra algunos de los problemas a los que se enfrentan los niños y niñas en África subsahariana. Una contribución del cine a la protección de los derechos de la infancia en el mundo. Un cortometraje precioso y bello, idóneo para ser tratado en casa y en centros educativos.

Mientras observamos el mundo desde otra perspectiva distinta a la que estamos acostumbrados, acompañaremos a Binta y a su padre, irremediablemente, con una sonrisa en nuestro rostro...


"Binta y la gran idea" VOS (Dir. Javier Fesser)


viernes, 2 de octubre de 2015

Caigo sobre una silla (Antonio Gamoneda)


Cuando yo caigo sobre una silla
y mi cabeza roza la muerte;
cuando cojo con mis manos la tiniebla
de las cazuelas, o cuando contemplo
los documentos representativos
de la tristeza,
es la amistad quien me sostiene.


("Caigo sobre una silla", Antonio Gamoneda)
Extraído de su libro "Blues Castellano" (Bartleby Editores)