Datos personales

viernes, 27 de marzo de 2015

"Goya, loco como un genio"


Francisco de Goya sigue despertando gran curiosidad y admiración... 

"Goya, loco como un genio"



*        *        *

martes, 24 de marzo de 2015

"El niño que pudo hacerlo"


Dos niños llevaban toda la mañana patinando sobre un lago helado cuando, de pronto, el hielo se rompió y uno de ellos cayó al agua. La corriente interna lo desplazó unos metros por debajo de la parte helada, por lo que para salvarlo la única opción que había era romper la capa que lo cubría.
Su amigo comenzó a gritar pidiendo ayuda, pero al ver que nadie acudía buscó rápidamente una piedra y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas. Golpeó, golpeó y golpeó hasta que consiguió abrir una grieta por la que metió el brazo para agarrar a su compañero y salvarlo.


A los pocos minutos, avisados por los vecinos que habían oído los gritos de socorro, llegaron los bomberos.
Cuando les contaron lo ocurrido, no paraban de preguntarse cómo aquel niño tan pequeño había sido capaz de romper una capa de hielo tan gruesa.
-Es imposible que con esas manos lo haya logrado, es imposible, no tiene la fuerza suficiente ¿cómo ha podido conseguirlo? -comentaban entre ellos.

Un anciano que estaba por los alrededores, al escuchar la conversación, se acercó a los bomberos.
-Yo sí sé cómo lo hizo -dijo.
-¿Cómo? -respondieron sorprendidos.
-No había nadie a su alrededor para decirle que no podía hacerlo.


Eloy Moreno. Adaptación de un cuento popular.
Incluído en “Cuentos para entender el mundo”
 

viernes, 20 de marzo de 2015

Horacio Curti y el arte del shakuhachi

Horacio Curti nació en Buenos Aires, Argentina. Comenzó con el piano, aunque mucho después iniciaría sus estudios de saxofón de la mano de Martin Waisman, introduciéndose en el terreno del jazz y ampliando sus conocimientos sobre ‘percepción y análisis musical’, piano y percusión. 

Horacio Curti en directo. 
Asociación Tian Gong, Zaragoza (31.05.2014)

Años más tarde, en un viaje por Asia, descubriría el ‘shakuhachi’, instrumento que le cambiaría la vida. Inicia sus estudios con el maestro Kakizakae Kaoru, quedándose fascinado por la música tradicional de ‘Honkyoku’. Así seguiría estudiando en Japón con los maestros Kakizakae Sensei y Mende Takayuki.



“Tocar cada sonido como si no hubiese ningún otro sonido;
ni antes, ni después”.
 
Horacio Curti en directo (tres modelos de 'shakuhachi).
Asociación Tian Gong, Zaragoza (31.05.2014)

Con buen nivel sobre el instrumento se adentra en la ‘música contemporánea’ y la ‘improvisación libre’, aunque disfruta y estudia su repertorio tradicional.


Ha impartido clases de Shakuhachi en países tan distantes como Argentina, Japón, USA, España, Holanda o Bélgica (en 2004 se le otorga la licencia de ‘Shihan’ -maestro de Shakuhachi-).


Su último trabajo discográfico, que yo conozca, ha sido publicado por Agharta Music, llevando como título ‘Ichi’, una placentera escucha que pudimos apreciar en directo durante el concierto ofrecido en la Asociación Tian Gong de Zaragoza el 31 de mayo de 2014, evento anunciado aquí en su momento (junto con la historia del instrumento).

Web oficial:
 

martes, 17 de marzo de 2015

SUEÑOS COLECTIVOS (en varios idiomas)

“Desde el mismo comienzo de la guerra civil, en Julio de 1936, en muchos pueblos de la España republicana y en la gran mayoría del Alto Aragón, mujeres y hombres del campo colectivizaron la tierra y pusieron fin a la explotación del hombre por el hombre. Abolieron el dinero, implantando el intercambio de productos, articularon un reparto igualitario según las necesidades de cada uno, atendieron cuestiones sociales que hasta entonces habían sido olvidadas durante siglos…”.



Desde aquí asistimos al estreno del documental a finales de 2011. Tiempo después, pudisteis verlo en este mismo espacio... y hoy volvemos a él para informaros de su repercusión a nivel internacional.
Gracias al espíritu libre y cooperativo de Manuel Gómez y Marco Potyomkin, los responsables de dicho trabajo, ‘Sueños Colectivos’ se ha proyectado en infinidad de salas y locales de media Europa y Latinoamérica, así como traducido a varios idiomas... algo que es de celebrar. 


Corren tiempos de atropello masivo hacia la conciencia humana, por eso, resulta más que interesante conocer un modelo de sociedad que, aunque finalmente se vio truncado, sigue siendo digno de estudio (más aun en estos duros momentos que estamos viviendo). 

Colectivistas y colaboradores tras la presentación en Huesca.
Salón de la D.P.H. Huesca. (29/10/2011) 

Nos encontramos con los testimonios de Martín Arnal, Francisco Carrasquer, Presen Carrasquer, Alejandro Diez Torre, Luis Hernández, Graham Kelsey, José Luis Ledesma, Raúl Mateo, José Oto Ezquerra, Alejandro Pascual, María Sesé, Mariano Viñuales y Hanneke Willemse. 

SUEÑOS COLECTIVOS (español/castellano)



SUEÑOS COLECTIVOS/RÊVES COLLECTIFS (VOS.Francés)



SUEÑOS COLECTIVOS/COLLECTIVE DREAMS (VOS.Inglés)
 


SUEÑOS COLECTIVOS/COLLECTIEVE DROMEN (VOS.Neerlandés)
 


SUEÑOS COLECTIVOS/Συλλογικά Όνειρα (VOS.Griego)



Potyomkin Producciones:

viernes, 13 de marzo de 2015

TRAS EL HORIZONTE


Gira entorno a mí
horizonte que eres línea

No dejes de hacerlo
quiero contemplarte
casi rozar el otro lado

Abarcar con mis brazos extendidos
y luego....
abrazar
el rito
susurrar el silencio
murmullo infinito.

 (Chema Durán -agosto 2014-)

martes, 10 de marzo de 2015

Trilok Gurtu - ‘The Glimpse’


De entre los discos que tengo de este percusionista indio, posiblemente sea este el que más veces he escuchado a modo de jugoso entrante, algo así como un aperitivo antes del banquete final.



Trilok Gurtu nació en Bombay (India), en el seno de una familia muy musical. Su abuelo fue un destacado maestro del ‘sitar’, y su madre, Shobha Gurtu, una gran figura de la canción clásica.


Comenzó a tocar prácticamente desde la infancia a la edad de seis años. Siendo adulto viajó a Europa, donde se uniría con el trompetista Don Cherry, colaborando con otros muchos músicos del ambiente jazzístico internacional y/o de culturas musicales de todo tipo: John McLaughlin, Nana Vasconcellos, Bill Laswell, Pat Metheny, Talvin Singh, Salif Keita o Dave Holland ...


En este trabajo participan:
Trilok Gurtu: drums, tabla, percussion, voice
Geetha Bennett: veena, voice
Nando Carneiro: guitar
Lars Danielson: bass, cello
Jaya Deva: guitar, voice, gnaoua, qaraqaba
Andy Emler: piano, harmonium
Paolo Fresu: trumpet, flugelhorn
Teodossy Spassov: kaval
 

jueves, 5 de marzo de 2015

Un novio de mierda

La vida está llena de situaciones absurdas, 
de relaciones absurdas, 
de decisiones absurdas...
sin embargo, muy nuestras.

*  *  *  *

lunes, 2 de marzo de 2015

EL SONIDO DEL FUTURO


Five, four three, two, one, zero.
Y yo escuchar, el sonido del futuro.
Sabré reconocerlo entre los silbatos de trenes fantasmas.
Entre montañas de papel mojado y hojas de metal.
Perdiendo la consciencia, exactamente en el momento de estallar
el cañón alrededor mío.
Donde las pistolas de la nada llorarán en el interior de un nuevo orden.
Regresaré del pasado con toda clase de suertes
y los maestros de la guerra estarán esperando,
¡Sí! ¡Esperarán, con sus afiladas flechas!
Listas a clavarlas en mi estómago, y en mis piernas, y en mis ojos,
y en mi sexo, todo para impedir que siga mirando.
Los niños se desnudarán arrojándose sobre el río hirviendo en engaños,
hiriendo con deliciosos engaños para sus tiernos oídos.
A 100 grados bajo cero la luna se resquebrajará
cayendo los pedazos, no more light for us,
no more light for you,
no more light for none.
En el interior de la ciénaga, five minutes before the midnight.
Only five minutes, the ignition of space rocket
despertará al hombre de su letargo de 80.000 siglos de sueño
It will send his first foot to Mars.
Four seconds surrounded the tree of knowing
trying, drinking su sabia para rellenar,
los huecos vacíos de nuestros cuerpos,
Four pictures, 4 cuadros más
y la luz quedará de un solo color,
habremos hecho de ella una esclava a nuestro servicio
Trois minutes y ya me empiezan a zumbar los oidos with the sound of future,
with the sound of hammers
golpeando mi cara, golpeando mi cuello, golpeando mi cabeza hasta vomitar
la idea sobre sus obtusos rostros sin forma.
Two seconds more and the apoonman,
una vez más, tocará su melodía en mitad del desierto de la ciudad,
mientras las basuras le den en la frente y el nombre del cielo
en vano perciba alguna buena intención.
On minute, one second, one idea,
one solution, one and only a present, only one past,
without future ¿Why do you worry for the future?
One guitar, one time, one water, one seed destroyed,
pisoteada por nuestros pies, violada forever,
forever the future fucked.

(Francisco Javier Serón -Generación X-, 1995)